suelo pélvico

Suelo pélvico

El suelo pélvico es el grupo de músculos (perineo) limitados por las nalgas, los muslos y la pelvis, que proporcionan el sostén a toda la parte baja del abdomen (vejiga urinaria, útero e intestino). Después de un embarazo y parto, el suelo pélvico se debilita. La presión abdominal aumenta a medida que el bebé aumenta de peso y tamaño, como consecuencia el suelo pélvico debe realizar un esfuerzo mucho mayor. Además la distensión de estos músculos aumenta cuando el bebé pasa a través de ellos en el parto. También hay ciertos deportes que al practicarlos se aumenta la presión intrabdominal debilitándose el suelo pélvico. Las consecuencias de todo ello son incontinencia urinaria, disfunciones sexuales, prolapsos, etc.

La solución más adecuada es la prevención mediante la realización de ejercicios que fortalezcan la zona. En muchos casos, se utilizan aparatos que ayudan a tonificar la musculatura y devolverla a su estado natural en un periodo de tiempo largo-corto. Conviene en estos casos utilizar una aceite de higiene íntima como Yntima Oil para lubricar la zona y facilitar el uso de estos aparatos.